Tecnología y tipos de audífonos, ¿en qué se diferencian?

Actualizado: 11 nov 2021

Hay un día en el cual empezamos a ser conscientes de que igual no escuchamos bien del todo. Nuestro entorno más cercano nos lo ha hecho saber alguna vez, quizás algún vecino, amigo, compañero/a de trabajo también nos ha insinuado que necesitaríamos la visita de un especialista para valorar nuestra audición.


Ese es el momento en que nos dan el pistoletazo de salida y nos vemos en medio de una carrera llena de dudas y preguntas sobre los audífonos.


Es muy importante que nos hagan un buen diagnóstico auditivo y un buen asesoramiento de los audífonos para obtener resultados satisfactorios.

En este punto es cuando nos entran las mil dudas. Vemos que audífonos hay de muchos tipos y tecnologías y por supuesto de muchos precios!!!

Entonces, ¿en qué se diferencian?


Es muy sencillo, hay algunas diferencias claves entre los audífonos:


FORMATO O TIPO


Por un lado tenemos el formato o tipo, que es la parte externa, lo que se ve! Pueden ser BTE (Behind the ear), ITC (In the ear) o RIC (Receiver in the canal). El hecho de llevar uno u otro formato va a depender principalmente de la pérdida auditiva y de la destreza del paciente. En este punto nos vamos a dejar aconsejar básicamente por el audiólogo, que velará para que los audífonos adaptados nos cubran bien la pérdida y se adapten a nuestra forma/estilo de vida.




RIC (Receiver in the canal) en el cual el auricular se aloja con un pequeño molde dentro del conducto. Suelen ser más discretos y tecnológicamente más avanzados. Son muy confortables dado al pequeño tamaño tanto detrás del pabellón como en el canal auditivo.







BTE (Behind the ear) es un audífono que está alojado detrás del pabellón y se conecta mediante un tubo y molde insertado en el canal auditivo. Se caracterizan por su robustez y potencia. Están diseñados para pérdidas más profundas.






ITC (In the ear) son audífonos que van completamente insertados dentro del conducto auditivo. Son más estéticos y pensados para personas con más habilidad manual ya que son más pequeños.






TECNOLOGÍA


Por otro lado tenemos las gamas y/o tecnología.

Una vez ya tenemos claro el formato que mejor nos conviene viene la decisión más importante que es la de elegir la tecnología que mejor se nos adapte a nuestro estilo de vida y a nuestro bolsillo porque es en este punto donde radican las diferencias más grandes.


Los audífonos actuales están muy evolucionados y nos aportan una naturalidad que hace años no existía.


Tenemos unos cuantos conceptos fundamentales a tener en cuenta que nuestro audioprotesista nos explicará, por ejemplo el reductor de ruido, programas automáticos, enfatizadores de habla etc... en función de estos sistemas el audífono pertenece a una gama más avanzada o a una gama más básica. Os ponemos algunos ejemplos:


- Gama avanzada: incluye el máximo de reductores de ruido que el fabricante nos pueda ofertar por ejemplo para minimizar el ruido del viento o para evitar que ruidos súbitos o de impacto nos molesten, por ejemplo cuando hay un portazo.

También tienen sistemas canceladores de feedback que están muy avanzados y que evitan el famoso pitido en las situaciones más extremas.


Otra características de gamas premium seria que tienen detectores de muchos entornos sonoros en los cuales nos solemos mover dando así al paciente un confort en diferentes situaciones.


Aportan más audibilidad en situaciones de ruido que es prácticamente todo el día si vives en la ciudad.


Además, este tipo de tecnología es más "friendly" con la conectividad y con los diferentes dispositivos móviles (iphone/android) y tabletas lo que aportan un plus en conexiones y en mejora de audibilidad en situaciones cotidianas como ver una serie o hacer una videollamada.


Este tipo de tecnología se suele recomendar a personas que trabajes y/o que tengan una vida socialmente activa, ya que nos aportará más confort en más situaciones y por ende más satisfacción auditiva.


Los audífonos de gamas premiums o avanzadas tienen precios más elevados ya que el software que incorporan es más complejo.



- Gama básica: evidentemente nos cubre la totalidad de la pérdida auditiva pero no tiene tantos sistemas de reducción de ruido, ni programas automáticos de entornos sonoros. Están más indiciados para pacientes que tiene menos actividad social y que no tienen unas exigencias tan grandes.


No por ser audífonos más básicos tecnológicamente han de ser "malos" que a veces esto puede dar confusión, son audífonos que no tienen tantos sistemas automatizados y que por lo tanto se centran en entornos más comunes y tranquilos (en lugares sin muchos ruido funcionan genial).


Estas gamas suelen ser más económicas, todo depende de cuantos sistemas implemente el chip. Cuanto más complejo más caro y a la inversa.


Por poner un ejemplo para que estas diferencias se entiendan bien: si un paciente no tiene mucha actividad social, está más en casa y de vez en cuando va a tomar café con amigos no tiene tanta exigencia como un paciente que trabaja en oficina y tiene reuniones o conferencias y además le gusta ir a conciertos o al teatro. Son dos tipos de pacientes distintos con necesidades distintas.



Para concluir, las diferentes gamas de audífonos están directamente relacionadas con las necesidades auditivas del paciente por lo tanto es fundamental hacer una buena anamnesis, tener muy claras las necesidades y trabajar las expectativas de la adaptación. Es necesario dejarse asesorar por el profesional que es quién mejor nos va a aconsejar en cada caso y disfrutar de la audición que los avances nos ofrecen!

¡Qué nada te pare!


Esther Remujo

Directora técnica