5 claves de una buena adaptación auditiva

Actualizado: 24 jul 2021

La adaptación es la clave de nuestro bienestar y la tecnología hoy nos abre infinitas posibilidades. Cada persona somos distinta, pero a veces se nos trata por igual y no se aprovecha toda tecnología que tenemos a nuestro alcance (y por la cual pagamos). Exige profesionalidad y una buena adaptación. Te dejo aquí las 5 claves:


1.- La CONFIANZA: siéntete cómodo, es esencial.


La confianza con tu audioprotesista o audiólogo. Parece una banalidad, pero es quien va a estar ahí cuando necesites algún ajuste o consejo. Es imprescindible que estés a gusto en el centro y que te sientas bien atendido. Un audífono es una prótesis y como tal necesitará ajustes y controles periódicos. Si no te sientes bien con tu profesional será difícil que encuentres una buena adaptación de todo el conjunto.


2.- LA COMUNICACIÓN: explícalo todo, tu caso, tus necesidades, tu estilo de vida.


Darle un buen feedback a tu audioprotesista de lo que te ocurre y de lo que necesitas. Es muy importante una buena comunicación para que ambos podáis llegar a buen puerto. Explícale sin temor ni vergüenza todo aquello que te ocurre y que te inquieta para que el profesional pueda dar en el clavo.


3.- LA TECNOLOGÍA (¡hoy en día espectacular!): encuentra la que mejor se adapta a tu vida.


Una buena prótesis, es obvio, para una buena adaptación es importante un buen audífono que pueda cubrir tus necesidades. A veces nos dejamos influir por aspectos externos (comentarios de un vecino o amigo, no se cual articulo en internet, publicidad….) mi recomendación es que te dejes aconsejar por profesionales expertos, ellos te ayudarán a buscar cual es la mejor solución para ti.



4.- LA PROGRAMACIÓN: Exige profesionalidad y una adaptación que se ajuste a tu día a día.


Los ajustes del audífono y la programación son totalmente personalizables, por eso es importante la profesionalidad del experto y de sus técnicas de adaptación. La formación y la experiencia serán importantes a la hora de hacer una buena adaptación. Prueba y si no te convence, pide nuevos ajustes.


5.- LA EXPECTATIVAS: ten claro donde puedes llegar y se exigente con ello.


Una buena gestión de las expectativas. Ya lo sabemos, pero a veces no somos conscientes del todo que un audífono no es un oído “nuevo” o “sano” y es necesario conocer las metas a las cuales podemos llegar.



31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo